Como plantar un bonsai a partir de semillas

Para hacer un bonsái se requiere de mucha paciencia y trabajo, es una labor complicada pero gratificante y resulta un regalo para las futuras generaciones, debido a que, con el cuidado adecuado, un bonsái puede vivir durante cientos de años.
Una vez tengas las semillas en tus manos debes ponerlas en remojo un par de días, las semillas se encuentran invernando, y con esto las despertaras. La fase más importante para hacer un bonsái es la germinación de la semilla, por esto te recomendamos que utilices bandejas de germinación porque con estas podrás controlar la temperatura y humedad fácilmente.
Hay que tener en cuenta que si el sustrato o tierra está demasiado seco las semillas pueden morir, por el contrario, si está demasiado húmedo puede favorecer al aparición de plagas que afecten la germinación. La temperatura ideal debe ser entre los 18 y 22 grados centígrados, es decir, una temperatura de ambiente templado.
Una vez se tiene esto claro, se procede a plantar las semillas. Si utilizas la bandeja de germinación pones una semilla en cada agujero, en caso de usar otro lugar, debes hacer agujeros con una separación de unos 3 centímetros, para evitar que las plantas nazcan altas y delgadas por falta de aire.
Presiona la tierra con los dedos o con un palo de madera para compactar el sustrato, una vez hecho esto, colócalas en el centro del agujero, cúbrelo con un poco de tierra.
Para el riego de las semillas debes revisar la tierra, si está muy suelta es necesario regarla, cuidado con el exceso de agua.
Con el pasar del tiempo verás que pequeñas hojas comienzan a brotar, pasados 30 días, prepararemos un combinado vitamínico compuesto por 1 litro de agua a la que añadiremos una ampolla de “Benerva (B1)” que podremos obtener en cualquier farmacia, con dicha disolución regaremos cada 15 días durante los 2 primeros meses.
Una vez las semillas han germinado y hay brotes lo suficientemente grandes es hora de realizar su trasplante a una pequeña maceta, la cual debe tener un agujero en el fondo, se debe cubrir con una pequeña malla; antes de colocar la tierra y el brote de bonsái pon un poco de piedra que ayudará a drenar la humedad de la tierra.
Por último, recuerda que el bonsai es un árbol, por lo que necesita mucho sol y debe estar afuera.

Támbien te puede interesar:

Deja un comentario