Como cuidar la Flor de Navidad

Hay una planta de interior que solo florece en las épocas de navidad, su nombre es la Poinsettia, también conocida como Flor de Pascua o Flor de Navidad. De sus hojas verdes surgen flores de tonos rojos a finales de año, y a mediados de enero o febrero, retorna a su apariencia de hojas solo verdes.

Dicen que la Flor de Pascua solo puede conservarse por años en México, su país de origen. Sin embargo, hay personas que comentan que con los debidos cuidados esta puede durar más con sus flores rojas. Por eso, el reto para el otro con estas hermosas plantas es saberlas conservar lo que más podamos para que nuestro hogar nos recuerde las épocas más felices como lo es la navidad.

  • Recuerda que la Flor de Pascua es de interior, por lo que no la ubiques nunca en el exterior, debido a que las corrientes de aire pueden hacer que se muera fácilmente.
  • Lo ideal para conservar esta planta más de la época navideña, es instalarla en un ambiente de 16 a 21 ºc. Sin embargo, si vives en un lugar de clima primaveral, no te preocupes porque se adapta fácilmente a los ambientes que no sean excesivamente calurosos.
  • El modo de riego debe ser constante, el primero debe ser con abundante agua. Cuando haya pasado un día, observa si la arena está húmeda o seca, si es lo segundo vuelve a regarla esta vez con menos agua.
  • Por ningún motivo riegues las hojas de la Flor de Pascua, hazlo directamente sobre la tierra, sino lo haces puedes producirle manchas u otras enfermedades que la harán morir rápidamente.

Cuando compres la Flor de Pascua intenta trasplantarla y echarle un poco de abono para prolongar su tiempo de vida. Si la planta tiene más espacio, no se limitará a solo crecer durante la época decembrina.

Por último, si la planta sobrevive más de la época decembrina ¡Te felicitamos! Para seguir con su conservación, poda sus hojas después de la primavera. También,  recomendamos dejar los tallos entre 5 a 8 centímetros y suspende el agua hasta que veas crecer nuevos tallos.

Otros artículos que pueden ser de tu interés:

Aprende a cuidar y sembrar la Menta

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *