Trasplante de Esquejes de Lavanda a una Maceta

Si estás sembrando Lavanda desde una Bandeja de Germinación, ten en cuenta que esta planta, no puede estar ahí durante mucho tiempo. Aquí te contamos cómo trasplantarla en una maceta.

  • Cuando notes que de los cubículos de la Bandeja de Germinación salen pequeñas ramas o brotes, traslada el contenedor a un lugar donde pueda tomar sol directo. Si no cuentas con este tipo de clima, otra de las cosas que se pueden hacer es usar una luz fluorescente sobre los brotes y, dejarla bajo ella: 8 horas diarias.
  • Cuando notes que la Lavanda germinó y sus hojas están maduras, significa que sus raíces están largas y necesitas ubicarlas en un lugar con más profundidad para su crecimiento.
  • Consigue una maceta
  • Realiza una mezcla de tierra y turba para macetas.
  • Utiliza fertilizante granular antes de trasplantar el esqueje.
  • Realiza un orificio de 2 a 3 cm- tenga en cuenta el tamaño de la planta- en una Bandeja sin divisiones o Maceta.
  • Saca los esquejes de la Bandeja de Germinación y trasplántala hacia el nuevo orificio, compactando la tierra alrededor para colocarla firme.
  • Deja 5 cm de separación entre cada uno.
  • Riégala en la mañana.

Realizados estos pasos para trasplantar la Lavanda a su nuevo hogar o maceta, debes esperar a que alcance 7,5 cm de altura, antes de que llegues al último paso que es trasplantarla al terrero que desees, debes dejar que desarrollen un solo tallo. La esperar puede ser entre uno a tres meses. Todo depende de los cuidados y las condiciones bajo las que se estén sembrando.

Si tu intención es solo dejarlas en macetas, aquí culminarías el proceso. Si tu intención es tener la Lavanda en un terreno diferente, lee el artículo de cómo trasplantar la Lavanda a un terreno.

Tipo de suelo y sustrato en el que debe estar la lavanda

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *